Información en Español – Biografia

Soy originario de Argentina en donde tuve mi formación educativa, y luego viví 29 años en los Estados Unidos. Antes de dedicar tiempo completo a mi práctica en sanación energética integrada, trabajé en los campos de la educación, la química industrial, las tecnologías ambientales y el diseño. Mi formación escolástica incluye un profesorado en ciencias naturales con especialización en biología y didáctica de las ciencias, y estudios en química industrial, psicología, y bellas artes. Además de mis habilidades intuitivas de curación, que eran evidentes temprano en mi vida, soy un Maestro de Reiki certificado, y me entrené con chamanes y curanderos durante mis 9 años en Taos, Nuevo México, en Estados Unidos. Tengo una Maestría en Ciencias de la Metafísica y una certificación en Biogeometry®, que es la ciencia de equilibrar las energías de los espacios desarrollados por el arquitecto e investigador egipcio Dr. Ibrahim Karim. Estudié con la hipnoterapeuta regresiva Dolores Canon y recibí una certificación en la técnica de sanación quántica por hipnosis de la Quantum Healing Hypnosis Academy, así como he participado en cursos y talleres de la Sociedad Americana de Dowsers, de la cual soy miembro. Además de mi práctica como radiestesista profesional, especializado en la identificación y neutralización de energías sutiles adversas en espacios, soy también un diseñador de símbolos de resonancia y mándalas para realzar y armonizar la atmosfera sutil de espacios. Como instructor y conferenciante, dirijo retiros y talleres sobre sanación energética y Reiki, radiestesia, armonización de amientes, meditación y metafísica. Soy un ex miembro de la facultad del Programa de Salud Holística y Servicios Humanos de la Universidad de Nuevo México en su centro de estudios de Taos, donde presenté a los estudiantes al puente científico entre la ciencia moderna, los métodos de sanación energética y la metafísica.

En mi práctica de la sanación energética tengo una visión integrada en donde tomo en cuenta todos los niveles de nuestra estructura humana y su relación con los aspectos espirituales, metafísicos, ambientales y educativos de nuestra realidad. Creo que la mejor manera de facilitar la curación y la evolución de la raza humana es, además de respetar, proteger y emular la sabiduría de nuestro Planeta y la Naturaleza, el promover e implementar programas mundiales sistemáticos para despertar nuestra conciencia, intuición, y espiritualidad centrada en el corazón, motivando así nuestra unidad como especie, tan llena de recursos en nuestras diferencias, más allá cualquier dogma religioso y las egocéntricas competiciones sociales, económicas y políticas